inicio        volver
LA FORMA

El pintor que solamente ve la forma muere con la forma. No hay que olvidar el egoísmo vital que encierra toda forma.

Nunca es acertado copiar la forma.

Por el contrario, hay que buscar y encontrar la síntesis de cada forma y calidad dentro de su sentido abstracto y a la vez armonioso con nosotros mismos.


LA PINCELADA

La labor debe ser comenzada, desarrollada y acabada, con rapidez y nervio.

La pincelada audaz y rápida, el manejo de los colores intuitivo y continuo.

¡Cabeza y corazón encendidos!


DEBERES ESENCIALES DEL PINTOR

Tres deberes esenciales tiene el pintor:

El primero, que es el más fácil y elemental, cuidar con buena técnica la proporción y las calidades.

El segundo, muy difícil y de gran importancia, armonizar perfectamente la composición.

El tercero, el don genial, totalizar el cuadro con la entonación.

Así, un cuadro bien compuesto y entonado, ya es un gran cuadro, y más si está ayudado de excelentes proporciones y calidades. Pero no podrá serlo nunca si sólo es un cuadro correcto en proporciones y calidades o lo es por otras circunstancias casuales que nos regala el natural, sin estar compuesto ni entonado.
Para más información diríjase a:
info@pedromozos.com